Menorragia: causas

En algunos casos, la causa de la menorragia es desconocida, pero una serie de condiciones pueden causar sangrado menstrual abundante. La causa más común incluye trastornos de la sangre o trastornos relacionados con el estrés. Las causas más comunes son:

  • Desequilibrio hormonal. En un ciclo menstrual normal, un equilibrio entre el estrógeno y la progesterona regula la formación del revestimiento del útero (endometrio), que se desprende durante la menstruación. Si se produce un desequilibrio hormonal, el endometrio se desarrolla en exceso y, finalmente, a se produce un sangrado menstrual abundante.
  • Disfunción de los ovarios. Si no ocurre la ovulación en un ciclo menstrual (anovulación), no se produce progesterona. Esto provoca un desequilibrio hormonal y puede resultar en menorragia.
  • Fibromas uterinos. Estos tumores no cancerosos (benignos) del útero aparecen durante los años reproductivos. Los fibromas uterinos pueden causar sangrado menstrual más pesado de lo normal o prolongado.
  • Pólipos. Los pólipos del útero son pequeños crecimientos benignos en la mucosa de la pared uterina (pólipos uterinos) que pueden causar sangrado menstrual profuso o prolongado. Ocurren con más frecuencia en mujeres en edad reproductiva.
  • Adenomiosis. Esta condición ocurre cuando las glándulas del endometrio se incrustan en el músculo uterino, a menudo causando sangrado abundante y menstruaciones dolorosas. La adenomiosis es más propensa a desarrollarse en mujeres de mediana edad que han tenido hijos.
  • Dispositivo intrauterino (DIU). La menorragia es un efecto secundario bien conocido del uso de un dispositivo intrauterino no hormonal de control de la natalidad. Cuando un DIU es la causa de la menorragia, puede que tenga que quitarlo.
  • Complicaciones del embarazo. Un período pesado puede ser debido a un aborto involuntario. Un embarazo ectópico – implantación de un óvulo fecundado en la trompa de Falopio en lugar del útero – también puede causar menorragia.
  • Cáncer. En raras ocasiones, la menorragia puede estar causada por cáncer de útero, cáncer de ovario y cáncer cervical.
  • Trastornos de coagulación. Algunos trastornos de coagulación de la sangre – como la enfermedad de von Willebrand, una afección hereditaria en la que un importante factor de coagulación de la sangre es deficiente o está deteriorado – pueden causar sangrado menstrual anormal.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos, como los medicamentos antiinflamatorios y anticoagulantes, pueden contribuir al sangrado menstrual profuso o prolongado. El uso indebido de medicamentos hormonales también pueden causar menorragia.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Es una infección del útero, las trompas de Falopio y otros órganos del sistema reproductivo.
  • Otras condiciones médicas. Otras condiciones médicas, incluyendo problemas de tiroides, la endometriosis y enfermedad hepática o renal, pueden estar asociados con esta enfermedad.

Desequilibrio hormonal

La menorragia es a menudo debida a un desequilibrio hormonal que causa ciclos menstruales sin ovulación. En un ciclo normal, la liberación de un óvulo de los ovarios estimula la producción del cuerpo de la progesterona, la hormona femenina más responsable de mantener períodos regulares. Cuando no se libera ningún óvulo, la falta de progesterona podría producir un sangrado menstrual abundante. Los ciclos menstruales sin ovulación (ciclos anovulatorios) son más comunes entre dos grupos de edad diferentes:

  • Las adolescentes que recientemente han comenzado a menstruar. Las niñas son especialmente propensas a ciclos anovulatorios en el primer año y medio después de su primer período menstrual (menarquia).
  • Las mujeres mayores que se acerca la menopausia. Las mujeres de 40 a 50 están en mayor riesgo de cambios hormonales que conducen a ciclos anovulatorios.